30 ago, 2021

La Costa da Morte y algunos de sus naufragios más sonados

Publicado Por: Simply Galicia En: Nuestras Recomendaciones Comentario: 0 Golpear: 116

Las líneas que dibujan la Costa da Morte están repletas de leyendas y creencias que llegan a nuestros días. El fin del mundo, piratas, meigas, tribus celtas, altares al sol destruidos por órdenes del Apóstol Santiago o piedras santas son algunos de los muchos misterios que alberga y hoy ¡hablamos sobre los numerosos naufragios de los que Finisterre fue testigo!

Las líneas que dibujan la Costa da Morte están repletas de leyendas y creencias que llegan a nuestros días. El fin del mundo, piratas, meigas, tribus celtas, altares al sol destruidos por órdenes del Apóstol Santiago o piedras santas son algunos de los muchos misterios que alberga y hoy ¡hablamos sobre los numerosos naufragios de los que Finisterre fue testigo!

De formas abruptas y que claman peligro, en el litoral da Costa da Morte se produjeron más de 100 naufragios en tan solo un siglo, a pesar de que el Faro de Fisterra guía a los barcos por sus aguas. 

Algunos de los navíos más sonados que encontraron su fin en estas aguas gallegas fueron el Sunrise, el Monitor Captain, el mercante John Tenant, Blas de Lezo o, más recientemente, el Casón (1987) o el Prestige (2002).

  • Flota Española (1596). Veinte barcos de la flota de la Armada Española se hundieron en un violento temporal en la entrada de la ría de Corcubión. El desastre contó con 1.706 muertos.

  • HMS Captain (1870). Buque de guerra de la Royal Navy que, debido a errores en su diseño y construcción, volcó y naufragó en una borrasca en el cabo Finisterre con un saldo de 482 tripulantes, al chocar con la roca Centolo. Lo mismo le sucedió, ocho años más tarde, al mercante inglés Bitten, que encontró su fin al topar con el peñón, y al barco de la Armada Española, Blas de Lezo, en 1932.

  • Sunrise (1882). Un marinero y sus dos hijos pequeños en una pequeña barca de remos salvaron a algo más de una treintena de los tripulantes del carguero inglés que se hundió en los arrecifes de Fisterra.

  • Svtpord y Tang Castle (1903). En el 1903 se produjo una colisión entre el barco sueco y el inglés.

  • Ulster Duke (1951). El buque inglés, tirado por el holandés Hudson, ve como se rompen las sogas del remolcador, topando con la roca de Bufadoiro.

  • Más actuales. El naufragio del mercante Casón (1987) y el Prestige (2002) tiñeron la costa con sustancias tóxicas. Después de estos se sucedieron otros naufragios, hundimientos y encallamientos en la Costa da Morte como el del Nuevo Luz, Siempre Diana o Segundo Hermanos Papín. 


A pesar de lo tétrico y siniestro de los naufragios, en la actualidad, uno de los reclamos turísticos más interesantes de la zona es la ruta de los naufragios, que discurre desde el faro Vilán de Camariñas, por la ensenada de Arnela, Piedra del Oso, Foso de los lobos,  Punta do Boi y hasta el cementerio de los ingleses.

Comentarios

Deje su comentario