01 feb, 2019

Diez pueblos del interior gallego

Publicado Por: Simply Galicia En: Nuestras Recomendaciones Comentario: 0 Golpear: 50

Estamos en la mejor época en Galicia para conocer los pueblos de su interior. Galicia posee miles de rincones mágicos de los cuales hemos elegido diez. Toma buena nota para tu escapada.

Ribadavia

Antigua sede del Reino de Galicia, ubicada en el municipio orensano. Su judería es la más relevante de la comunidad, de hecho, el comercio del vino que se producía en la zona fue casi monopolizado por los judíos y, ya desde la Edad Media, se bebía en Italia, Países Bajos, Alemania e Inglaterra. A ellos precisamente se les atribuye el cultivo de las vides aprovechando el terreno en terrazas y extendiendo la red de regadíos.

Piornedo

Situada en pleno corazón de Os Ancares, en el municipio de Cervantes (Lugo), se encuentra esta aldea prerromana. Fue declarada Conjunto Histórico-Artístico y su imagen más llamativa son las pallozas. Antiguamente eran las viviendas de los habitantes de la zona y hoy se utilizan de establo para los animales. 

Castro Caldelas

Construida en el siglo XIV, la fortaleza es el símbolo más visible de la historia de este acogedor municipio de la provincia de Ourense. Además del casco histórico, merece la pena empaparse del inmenso valor paisajístico del entorno y perderse durante unas horas por la Ribeira Sacra.

Navia de Suarna

Situado en la comarca de Os Ancares, Navia de Suarna (Lugo) marca la frontera gallega con Asturias y León.  De especial interés paisajístico, especial mención merece  el castillo, construcción hecha en laja de pizarra y vinculada a los condes de Altamira. 

Allariz

Declarado conjunto histórico artístico en 1971, es otra de las joyas de la provincia de Ourense. A los pies del río Arnoia se erige una villa monumental que tiene su origen en la época sueva y que, durante la Edad Media, sería la escuela en la que Alfonso X el Sabio aprendió gallego. 

A Pobra de Trives

Centro de una amplia comarca, el municipio orensano fue el lugar que escogieron varias familias nobles para asentarse, dejando su huella en la construcción de sus residencias. La Casa de los Marqueses (s. XIX) o la Casa Grande de Trives (s. XVII). 

Mondoñedo

Situado en un amplio valle de A Mariña lucense, es una de las más evocadoras capitales del antiguo Reino de Galicia. Presidido por  la catedral románica, su casco histórico está declarado Bien de Interés Cultural. Entre otras joyas, la basílica atesora uno de los museos de arte sacro más importantes de España.

Monforte de Lemos

Capital de la Ribeira Sacra, la villa lucense tiene su origen en el siglo XII y, de hecho, en su casco urbano conserva numerosos edificios y monumentos que ponen de relieve la importancia que alcanzó en otra época. Declarada Bien de Interés Cultural, en su zona antigua se pueden visitar el conjunto de San Vicente do Pino, el Convento de las Clarisas (sin olvidar su Museo de Arte Sacro) o el de San Jacinto. Uno de sus emblemas es el Colegio de Nuestra Señora la Antigua (también conocido como Los Escolapios). 

Celanova

Es otro de los núcleos que invita a sumergirse en el pasado medieval de Galicia. El municipio orensano ha sido capaz de conservar las estrechas callejuelas concebidas siglos atrás para llegar hasta la torre del Castillo (s. XIV), ahora transformada en Centro de Información Comarcal. Con origen en el siglo X, hay que acercarse al monasterio benedictino de San Salvador, un majestuoso monumento que preside la plaza mayor.

Pedrafita do Cebreiro

Enclave mágico del Camino Francés, el municipio lucense es el punto final de una dura etapa para los peregrinos. Más allá de las hermosas vistas que brinda hacia tierras de León, merece la pena inmortalizar las pallozas que reproducen los modos de vida de antaño.

Comentarios

Deje su comentario