13 sep, 2021

La Ribeira Sacra y la fábrica de chocolate

Publicado Por: Simply Galicia En: Nuestras Recomendaciones Comentario: 0 Golpear: 74

Los más de cuatrocientos kilómetros que componen la Ribeira Sacra albergan mucho más que la tradición y la producción de vinos de gran calidad. El hermoso paisaje bañado por viñedos fue testigo de edificación de una fábrica de chocolate en Parada de Sil. Lo que hoy nos queda de ese hito, es la Casa Museo de Chocolate de Teimende, única en Galicia.

La familia Casares comenzó su actividad como chocolateros en los años treinta del pasado siglo. Afincados en Teimande, hicieron un sueño realidad bajo la denominación “Chocolate Caldelas” y “Chocolate Casares”. La fabricación de este producto cesó en los años 80, con el fallecimiento del último chocolatero de la familia.

La historia de esta fábrica comenzó en 1934, en un molino de dos piedras tirado por una burra por el que se pasaba el cacao una vez tostado y pelado. Después, se recogía en recipientes de latón, donde se dejaba reposar hasta que enfriaba y se solidificaba. Más tarde, esta pasta se metía en un horno y se pasaba por una mezcladora junto con harina, azúcar y manteca de cacao que compraban en fábricas de Ourense.

Las tabletas de chocolate no se obtenían hasta que la mezcla pasaba por la refinadora, que permitía obtener chocolate en distintas texturas para los diferentes tipos que se comercializaban. Después, se colocaba en moldes, se aplastaba con las manos, se pasaba por una máquina que eliminaba las burbujas, se dejaba reposar en la nevera y, por último, se envolvía con papel y sello de chocolate Caldelas.

Este museo abrió en el 2015, con la maquinaria, inmueble y abundante documentación comercial facilitada por la familia Casares, con el fin de preservar la memoria de esta actividad. Fue la Xunta la que se encargó de la restauración de la fábrica con fondos europeos de la Axencia Galega de Turismo.

Si sois amantes indiscutibles del chocolate y os gustaría conocer el proceso de elaboración y distribución del chocolate, estas instalaciones ofrecen un recorrido por la industria chocolatera y su influencia en la historia de Parada do Sil, así como pequeños objetos y maquinaria necesaria para su producción. Y, aunque ya no se fabrica allí, podréis obtener chocolate con la receta tradicional de la familia.

Comentarios

Deje su comentario