Llámenos +34698186670

Cerca (x)
20 jun, 2023

Cuatro tradiciones para superar con nota la Noche Meiga en Galicia

Publicado Por: Simply Galicia En: Nuestras Recomendaciones Comentario: 0 Golpear: 442

La noche del 23 de junio huele a cacharelas, sardinas y sal. En España, la festividad de San Juan está llena de tradiciones y rituales que varían según la región de la que se esté hablando pero, en Galicia, cómo no, tiene algo de especial.

Saltar a la hoguera

La noche de San Juan, o la Noite Meiga, es una festividad de origen pagana, aunque a día de hoy, la fecha también incluye rituales religiosos. Durante estas fechas se encendían hogueras para darle fuerza al sol y protegerse de los espíritus.

Además de protección, el fuego es símbolo de purificación. Es así que a lo largo y ancho de Galicia se erigen numerosas hogueras, también conocidas como cacharelas, para abrazar la buena suerte. Para ello, los interesados, deberán saltar el fuego un número de veces que sea impar.

En la línea de la purificación, se suelen quemar elementos de los que nos queremos deshacer e incluso apuntes o libros para celebrar el fin de curso.

El agua de las siete hierbas de San Juan

Una de las tradiciones más arraigadas del 23 de junio es la preparación del agua de flores para purificarnos y protegernos ante meigas. 

Lo habitual es recoger diferentes hierbas a lo largo de este día. Las más habituales son el hinojo, contra el mal de ojo, el helecho, el codeso, la hierba de San Juan, que funcionaría contra el demonio, la malva, el romero, para la protección, y la hierbaluisa, para el amor. Aunque también se pueden encontrar otras como la manzanilla, la artemisa o la dedalera.

Esta variedad de hierbas se dejaría bajo la luz de la luna de San Juan en un recipiente con agua recogida de siete fuentes diferentes. Al día siguiente, nos lavaríamos el rostro con ella y ritual cumplido.

Saltar de espaldas al mar

Como ya se puede percibir, la noche de San Juan en las culturas con raíces celtas está muy relacionada con el agua. No solo la gente se reúne en playas y arenales alrededor de las cacharelas sino que, además, más de algún atrevido se da un chapuzón nocturno.

El objetivo, según dice la leyenda, es lograr la purificación y fertilidad. Para ello, tendremos que saltar siete olas (o nueve, las cifras oscilan según a quién se le pregunte) de espaldas. Eso sí, en muchas playas, debido a su peligrosidad, este ritual está más que prohibido.

El conxuro y las sardinas

Si algo nos gusta a los gallegos es la gastronomía en todos sus sentidos. Durante la Noite Meiga es habitual asistir a un ritual de lo más peculiar que implica aguardiente y una cazuela de barro y que se conoce como conxuro. Mientras se pronuncian las archiconocidas líneas de “mouchos, coruxas, sapos e bruxas…”, se prepara una queimada, que no es otra cosa que un preparado alcohólico a base de aguardiente, granos de café, azúcar y cáscara de limón. Ah, y un poquito de fuego.

Y la comida tampoco falta. Las sardinas son las grandes protagonistas en la cena de esta noche. Se suelen acompañar de cachelos o de pan. Y es que como dice el refrán, “polo San Xoán, a sardiña molla o pan”.

Comentarios

Deje su comentario